Clasificación de los logotipos

Realizando una sencilla categorización de logotipos, y tomando como referencia la clasificación realizada por Norberto Chaves y Raúl Belluccia en el libro «La marca corporativa», planteo aquí cinco grandes grupos:

Logotipo con tipografía estándar

El logotipo se encuentra realizado con una tipografía estándar, sin ninguna variación en la apariencia de la letra. La normalización de las proporciones y de los espacios interletra, transforma a la composición tipográfica en logotipo.

Logotipo para el Plan de Identidad Regional Cultural Argentino (Proyecto PIRCA/2005)

Logotipo con tipografías mixtas

En este caso el logotipo se encuentra conformado por una parte con tipografía estándar y por otra parte con caracteres que presentan un diseño particular y exclusivo. La manipulación tipográfica puede encontrarse en una o en varias de las letras del logotipo.  Esta manipulación puede darse a través del cambio de tamaño, de proporciones, de peso, etc. o por el agregado de algún tipo de miscelánea o de floritura.

Logotipo del grupo interdisciplinario Xumec. Mendoza. (E.G.P. 2005)

El logotipo ha sido trabajado utilizando como base la tipografía Charlesworth. La misma otorga al conjunto seriedad y al mismo tiempo genera una identidad con características histórico-artesanales. La letra E ha sido diseñada independientemente de la fuente, teniendo en cuenta algunas características formales propias de la tipografía base. El nuevo diseño de la letra E le otorga a la marca características particulares y exclusivas

Logotipo con tipografía exclusiva

Se denomina así al logotipo que está constituido por una familia tipográfica que ha sido diseñada especialmente para ser utilizada en la ocasión. Por lo tanto la familia tipográfica se convierte, en ese caso, en una fuente institucional, que pasa a ser parte de los elementos identitarios de la imagen empresarial.

Moebius (E.P. 2012) / Adimza (E.P. 2015)

Logotipo iconizado

El logotipo iconizado, o isologotipo, presenta en su conformación la inclusión de una imagen o ícono, ya sea que se ubique sustituyendo a una letra o se encuentre formando parte indivisible de la marca tipográfica.

Logotipo para la Sociedad de Hematología y Hemoterapia de La Plata (proyecto E.P. 1990. 2º puesto concurso de diseño)

Logotipo singular

El logotipo singular no esta conformado por una tipografía de fuente, sino que su resolución es de «pieza única». La tipografía no corresponde a ningún alfabeto estándar ni a ninguna familia tipográfica diseñada especialmente para la ocasión, por lo tanto presenta una morfología distintiva y particular que corresponde al uso exclusivo del elemento identificador. El conjunto trabaja en forma de un todo indivisible.

Exlibris Susana Fondevila. (E.P. 2000)

Monogramas

El monograma es un signo identitario conformado por dos o más caracteres tipográficos que se relacionan entre sí de manera particular, de tal forma que el conjunto asume las características de elemento indivisible.

Monograma de Herb Lubalin (1918–1981)

La relación de los caracteres tipográficos en un monograma puede darse a partir de superposiciones, enlazamientos y ligazones originales, permitiendo por un lado interpretar los signos compositivos en forma individual, pero sobre todo poder entender al conjunto como un elemento único.

El monograma, al funcionar como un elemento aislado e independiente dentro de una composición tipográfica, cobra gran jerarquía. Es tal la jerarquía que puede adquirir un monograma, que es muy común encontrarlo desempeñándose como elemento identificador primario en imágenes institucionales.

Ligaduras

Las ligaduras, al igual que los monogramas, son signos conformados por dos o más caracteres tipográficos, de tal manera que el conjunto asume características de elemento único. Las ligaduras, según su función, pueden cumplir un rol identitario, pueden poseer un sentido meramente ornamental o pueden estar comprometidas con la legibilidad cuando se utilizan para evitar interferencias en la lectura del texto. Las ligaduras también pueden ser utilizadas como signos fonéticos para representar sonidos específicos.

En el caso de las ligaduras comprometidas con la lectura, estas nunca funcionan en forma aislada, sino que su sentido de ser se cumple al formar parte de una palabra, por lo tanto son elementos que no deben adquirir jerarquía dentro del bloque de texto.

La conformación de ligaduras se puede realizar conectando las astas o los travesaños, o añadiendo algún tipo de floritura.

Una de las ligaduras que se utiliza con mayor asiduidad es la unión de la efe (f) y la i minúsculas. En ese caso la letra i pierde el punto, que es remplazado visualmente por el lóbulo de la efe (f). También es bastante común encontrar ligaduras entre la efe (f) y la ele (l) y entre la ce (c) y la hache (h).

El origen del signo & (et o ampersand) es producto de la ligadura de las letras e y t. En latín et significa «y», utilizándose actualmente en conjunciones comerciales donde las partes poseen valores igualitarios (por ejemplo: Pérez & Asociados).

Arriba: Zapf Chancery Medium Italic
Centro: Zaph Chancery Demi (Hermann Zapf. 1979)
Abajo: Duch 809 (Günter Gerhard Lange/1990)

Ligadura ornamental en elemento identificador (Pierini Partners)

Florituras

El término «Fioritura», en italiano, significa adorno en el canto. En el contexto tipográfico se denominan florituras a ciertos trazos ornamentales de origen caligráfico que se le agregan a la morfología tipográfica.

Valentina es una tipografía romana moderna (Didona) diseñada por Pedro Arilla. Esta tipografía presenta numerosas ligaduras y florituras, rasgos característicos de los punzones castellanos propios del siglo XVIII.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s